ACERCANDONOS A LA TARTAMUDEZ

ACERCANDONOS A LA TARTAMUDEZ

La tartamudez está considerada como una patología de origen desconocido pero que afecta tanto emocional como psicologicamente a la persona que la padece.

Para la persona que tartamudea, lo importante no es el hecho de no poder decir la palabra sino lo que siente al no poder pronunciarla de forma clara. Ese sentimiento provoca en la persona una gran falta de control sobre sí mismo, además de sensaciones como verguenza, miedo, frustración, ansiedad o enfado. Estas, como consecuencia, afectan al estado de ánimo de la persona, lo que muy frecuentemente da lugar a una baja autoestima y a un también autoconcepto de uno mismo. Es por esto que la persona que lo sufre, suele aislarse de los grupos sociales al no poder comunicarse con el resto de las personas de su entorno por el miedo a quedarse en blanco.

Con el método «Let Me», se trabaja tanto la parte emocional como la parte física de la tartamudez. La parte emocional nos ayuda a aceptar y entender nuestras emociones y a como poder manejarlas en cada momentoo situación, pudiendo evitar que la persona se bloquee al conversar con alguien, mientras que la parte física nos permite superar esos momentos de bloqueo cuando no podamos decir la palabra, llegando a conseguir el control sobre el habla. La combinación de ambas nos liberan de las emociones negativas que no nos permiten ser felices.